Consejos para mejorar tus improvisaciones y tus solos

Aprende a mejorar tus solos e improvisaciones

Para hacer una buena improvisación o un buen solo se necesita técnica, creatividad, práctica, recursos melódicos y armónicos, buen fraseo y expresión, capacidad rítmica, etc. No consiste en tocar muchas notas sin sentido, sino en desarrollar un discurso coherente que transmita y tenga personalidad.

A continuación he reunido distintas estrategias que creo que son imprescindibles para mejorar tus improvisaciones y tus solos:

  • Grabarse y escucharse: Hoy en día es extremadamente fácil grabarse, bien sea de manera más profesional o utilizando recursos tan simples como un móvil. Este método debe formar parte de tu rutina diaria de estudio y es una de las formas más fáciles de mejorar. De esta manera serás consciente si estás tocando demasiado, si es aburrido, si no tiene sentido, etc. Y es que cuando estamos tocando, no somos tan conscientes de lo que estamos haciendo (aunque no debería ser así).
  • Canta. Aunque no tengas buena voz, es importante que cantes todo lo que tocas. Además de desarrollar tu oído, evitarás tocar en exceso (defecto típico de guitarristas y que no suelen tener tanto los instrumentos de viento) y te darás cuenta dónde tienen que "respirar" tus frases.

  • Repite el mismo lick en distinta octava. Un recurso muy utilizado al tocar es repetir un mismo lick una octava más aguda o más grave, utilizando los mismos bend, slide o recursos expresivos.
  • Repite una secuencia. Otro tipo de repetición es tocar una secuencia, es decir, un pequeño motivo melódico, pero comenzando en otra nota.

  • Tocar de oído. Todo músico debe desarrollar su capacidad de poder tocar en su instrumento cualquier cosa que escucha de oído. La educación auditiva, como todo, es cuestión de práctica. Puedes practicar tanto con la guitarra como sin ella. Y no sólo es importante saber las notas, sino ser capaz de prestar atención a detalles como la digitación, los recursos de expresión o el feeling.
  • Estructura tus frases. A continuación te muestro algunas de las estructuras musicales más habituales.

    • A-B o "pregunta-respuesta": La primera frase, o pregunta, tiene sentido de interrogación y tiende a ascender,mientras que la respuesta da sensación de final y tiende a descender.
    • A-B-A-C: Consiste en una pregunta (A) seguida de una respuesta (B), y a continuación repetir la pregunta (A), pero con otra respuesta (C), normalmente más conclusiva. Un ejemplo clásico de esta estructura es el riff de Smoke on the Water.
    • AB-CB-DB: En este caso tenemos distintas preguntas (A, C y D), pero con la misma respuesta (B).

    • AAB: Se trata de la estructura clásica del blues de 12 compases.

  • Utiliza arpegios de los acordes de forma melódica. En estilos como el jazz o el gypsy, el uso de los arpegios para solear sobre las progresiones armónicas es fundamental. A diferencia de las escalas,los arpegios son más melódicos y definen claramente la armonía.

  • Notas cromáticas. Las notas de aproximación cromática son un recurso eficaz para "tocar fuera" y darle más movimiento al solo.

  • Toca la melodía. A veces nos ofuscamos queriendo hacer virguerías y cosas raras, cuando en un solo lo más natural y eficaz es tocar la melodía con las variaciones oportunas...

  • Varía la dinámica o la intensidad. Es uno de los matices expresivos más importantes y si aprendes a utilizar la gran paleta dinámica de tu instrumento, harás más entretenido e interesante tu solo.

  • Utiliza sólo una cuerda. Tocar es una sola cuerda es un buen ejercicio para mejorar tus frases y es que, al estar más limitado, desarrollarás más creatividad y tocarás lo que realmente te pide tu oído, y no lo que tu memoria muscular ha aprendido (escalas, arpegios, licks...). Además, aprenderás también a encontrar las ventajas y aspectos positivos (y negativos) de cada una de las cuerdas de la guitarra.

  • Anticipa las notas del acorde siguiente. De esta manera, darás mayor direccionalidad a tus frases y crearás una tensión que, inmediatamente después, será resuelta.

  • Usa notas pedales y dobles cuerdas para dar más solidez a tus solos.

  • ¿Qué pasa con las cuerdas graves? Si bien es cierto que al tocar melodías lo normal es utilizar las 3 primeras cuerdas, puedes también utilizar las cuerdas graves de tu guitarra para dar mayor proyección y peso a tu solo.

  • Usa fragmentos de canciones conocidas en tus improvisaciones. Se trata de un recurso muy interesante para atraer la atención del público en tus improvisaciones.

  • Imita a la voz humana. Para ello tienes que servirte de tos los recursos técnicos que dispones en tu instrumento, prestando especial atención a los bending, los ligados y el vibrato.

  • La importancia del ritmo. Más importante que las notas que tocas es el ritmo o la rítmica que utilizas. Intenta también alternar pasajes de notas rápidas con otras largas y evitar así la monotonía.

  • La velocidad debe ser un medio, no un fin.

  • Reserva el registro agudo de la guitarra para el momento más álgido e intenso del solo.

  • Prueba efectos y sonidos nuevos (delay, reverb, chorus...) para ganar expresividad y color.

  • Escucha mucha música, ten paciencia y mucha perseverancia.

Escribe en los comentarios si tienes más consejos que puedan aportarnos a todos ;)