Técnica de guitarra clásica: Posición de la mano derecha

Tocar la guitarra implica una gran coordinación entre las dos manos. Mientras la mano izquierda se encarga de pulsar las notas, la derecha es la que produce directamente el sonido. De ella depende la calidad, el volumen, el timbre y la variedad de sonoridades que el guitarrista puede extraer del instrumento.

Ya hemos visto la posición correcta de la mano izquierda y, en esta ocasión, te comentaré algunas consideraciones a tener en cuenta para que la mano derecha permita a los dedos ejercer su función de la mejor de las maneras:

  • La posición de la muñeca debe ser neutra, como una prolongación del antebrazo. Evita flexionarla en exceso porque tiene el riesgo de sufrir un atrapamiento del nervio mediano (Síndrome del Túnel Carpiano).
Técnica de guitarra clásica: posición de la mano derecha
Técnica de guitarra clásica: posición mano derecha

 

  • Los dedos tienen que mantener una curvatura flexible. El dedo índice, medio y anular tienen que estar en el mismo plano, manteniendo la misma distancia hacia las cuerdas.

  • El dedo meñique sólo se utiliza en algunos rasgueos. 

  • El punto de contacto con la cuerda es aquel donde la uña se junta con la yema. Si quieres un sonido más brillante utilizarás más uña y si lo quieres más oscuro utilizarás más yema.

  • Para modificar el timbre del instrumento puedes desplazar la mano hacia el puente (sonido más metálico) o hacia la boca y diapasón (sonido más dulce). Como norma general la mano se situará hacia la parte derecha de la boca aproximadamente (sonido neutro).

  • Existen dos formas básicas de percutir las cuerdas: "apoyando" (descansando el dedo en la cuerda inmediatamente superior) o "tirando" (lo más habitual en la guitarra clásica). Lo ideal es buscar una posición que te permita pasar de uno a otro sin grandes movimientos.

  • Como norma general no debe pulsarse dos veces con el mismo dedo. Aunque en un principio puede parecer más fácil, luego te restará velocidad. Es igual que si quieres andar con una sola pierna en lugar de dos.

  • Como norma general, al tocar una melodía se alterna entre el dedo índice y el medio. En los arpegios, el pulgar se encarga de las cuerdas entorchadas, el índice la tercera, el medio la segunda y el anular la primera cuerda.

  • El ataque del dedo debe partir de la primera articulación y en dirección hacia la palma de la mano, evitando un movimiento hacia afuera propio del guitarrista principiante. A medida que se tiene un mayor control y sensibilidad se puede jugar con las posibilidades que podemos obtener con las otras dos articulaciones del dedo, especialmente la última de ellas (falangeta).

DESPUÉS DE LEER EL POST PUEDES HACER 3 COSAS:

  1. Si te ha gustado, dale a "me gusta" y compártelo en tus redes sociales
  2. Si tienes alguna pregunta sobre el tema, deja un comentario abajo que estaré encantado de responder.

  3. Si quieres ampliar los conocimientos puedes asistir conmigo a clases de guitarra española y acústica presenciales (en Vitoria-Gasteiz) y online (via skype)

¡Muchas gracias! ¡Nos vemos en el próximo post!