BACK IN BLACK (AC/DC)

 

CONTEXTO HISTORICO-MUSICAL

1980. AC/DC saca su octavo disco cuyo título será el mismo que el nombre de la canción que conduciría a la fama a su disco: “Back in Black”. Este grupo, que llevaba 7 años ofreciendo música de puro estilo Hard-Rock perdió ese mismo año a su famoso vocalista Bon Scott, y este álbum se haría dedicado a él (de ahí su titulo “back in Black”). Como sustituto a la voz del difunto cantante, Brian Johnson se encargaría del papel de cantante y de grabar con ellos este álbum, siguiendo fieles al estilo rockero de AC/DC.

Este disco es grabado por la discográfica Atlantic Records, bajo la producción de Robert J. Lange, cuenta con 10 temas de los que destacan Hells bells introduciendo el disco, o la famosísima canción You shook me all night long, pero sin duda la canción que llevó este LP a lo más alto fue Back in Black.


AC/DC es la banda más característica del estilo Hard-Rock desde finales de los 70 hasta hoy día, y si destaca por algo, entre otras muchas cosas, es por su fidelidad al estilo Hard-Rock y por el poderío de la guitarra eléctrica, la fuerza de la voz, y su riffs más rockeros. Y este modelo lo vemos en la figura del guitarrista de la banda, uno de los grandes de la guitarra eléctrica de todos los tiempos: Angus Young: su Gibson SG, su traje de colegial en sus conciertos, sus locos movimientos, sus cuernos y sus impresionantes solos de guitarra son la figura mítica de AC/DC y su estilo.

INSTRUMENTACIÓN Y TEXTURA

Back in Black cuenta con una guitarra eléctrica solista (Angus Young, con una Gibson SG), una guitarra rítmica (Malcom Young, con su Gretsch), un bajo eléctrico (Cliff Williams), la batería (Phil Rudd) y la voz de Brian Johnson.


Es muy evidente el protagonismo de la guitarra eléctrica durante toda la canción, lo deja muy claro desde el principio con el riff que se repite a lo largo de todo el tema. La voz por supuesto que también destaca, sobretodo por ciertas partes con carácter pegadizo, además de sus gritos. La guitarra rítmica y el bajo no tienen un papel principal, pero si tienen un papel fundamental no solo en esta canción, sino en el género Rock, ya que sustentan a la obra con una base musical que hace posible que la armonía se pueda distinguir y entender. Y la batería también tiene mucha importancia, marcando el característico ritmo del rock 2-4 (la caja golpea en los tiempos fuertes 2-4, el charles en 1-2-3-4 subdividido, y el bombo en el 1-3) constante y bien marcado.


También destaca la distorsión de la guitarra eléctrica, un sonido propio del Rock, en el caso de esta canción sería una distorsión aproximadamente con un overdrive regulado a la mitad. El sonido que saca la guitarra, y en general el resto de instrumentos, no solo es un caso peculiar de esta canción, sino que también es un rasgo identificativo de este grupo y en general de los grupos de rock de los años 70 y 80 que definen el estilo, entre otras muchas cosas, por el sonido que transmite.
Y por último decir que el tempo es aproximadamente de 90 pulsos por minuto, que junto con el ritmo de la batería (2-4), marcan el típico ritmo y pulso del Rock de la época, sencillo pero eficaz.

ESTRUCTURA Y COMPONENTES

La canción abre con el famoso riff de guitarra en manos de Angus Young, que se irá repitiendo a lo largo de la canción. Esta introducción se repite 2 veces, y después comienza la estrofa cuando entra la voz de Brian Johnson, una voz estridente y aguda, pero a la vez penetrante y poderosa, junto la misma armonía musical que sonaba al principio de fondo. También se repite 2 veces el riff de fondo a medida que la letra avanza.


Luego llega el estribillo, con un claro protagonismo de la guitarra eléctrica al inicio, con un cambio en la armonía, sonando unas notas con más fuerza y creando cierta tensión, mientras la voz se sitúa de fondo con gritos, hasta que la segunda vez que se repite la voz entona el pegadizo “Hey hey hey” y acaba el estribillo repitiendo el grito “I’m Back in Black”.


Tras acabar el estribillo, la canción sigue con la repetición de la estrofa, recordándonos el riff inicial, y esta vez terminando con un agudo grito del cantante que hace de precedente a otra vez el estribillo.
Al terminar el estribillo comienza el solo de guitarra de Angus Young mientras suena de fondo la misma armonía que el riff que suena a lo largo de la canción. Este solo que toma el papel protagonista comienza haciendo notas en un ámbito grave de la guitarra, hasta que la segunda vez se traslada a la parte aguda del mástil de la Gibson SG de Angus Young. Este punteo no se caracteriza por ser veloz, sino más bien por la fuerza que transmite, sobretodo por las notas agudas y las notas dobles de las cuerdas. El punteo consta de 4 partes iguales armónicamente pero distintas melódicamente.


Otra vez volvemos a oír el estribillo, esta vez con más gritos del cantante, creando todavía más tensión. Y cuando termina el estribillo, la canción nos sorprende con un puente que cambia radicalmente con la armonía, melodía y ritmo de la canción. Entra la guitarra eléctrica con nuevo motivo musical, comienza sola y la segunda vez que se repite el resto de instrumentos se adaptan y se acoplan a este nuevo tema. Además de este cambio, otra cosa que nos llama la atención es el cambio que hace la batería en el ritmo, que con el mismo pulso, cambia de pasar del clásico 2-4 del rock que llevaba haciendo durante toda la canción al pasar al 1-3 durante el puente, y tras un redoble final, la canción continua y entra de nuevo en el estribillo. Esta vez el estribillo entra con más fuerza que antes por 2 motivos: El cambio armónico y rítmico que se produce al cambiar del puente al estribillo, quizás de una forma muy radical; y por otro lado las voces, porque esta vez oímos segundas voces de fondo que suman cantidad de densidad coral, a la vez que la voz del cantante principal pasa a ser más aguda y potente, creando ese efecto de sonido fuerte y denso.


Y la canción termina, tras un breve parón, con otro punteo del guitarrista principal, en un ámbito agudo y algo más rápido que el punteo que se producía hacia la mitad, y sonando de fondo el riff principal de la canción. A lo largo del punteo el sonido se va apagando poco a poco mientras suena y nos recuerda el riff principal de la canción a la vez que se va apagando y concluyendo así la canción.

ARMONÍA

A mi juicio diría que esta canción, a diferencia que la mayoría de canciones del género Rock, no tiene una armonía sencilla. Por el análisis clásico diríamos que el riff de la canción sería, en la tonalidad de La M, V-IV-I, y seguido va un pequeño punteo basado en la escala pentatónica blues del V de La M, y la segunda vez iría con un punteo con notas ajenas a la tonalidad. Y el estribillo cambia la armonía por completo, se mueve por el grado de la dominante, creando ese efecto de tensión y de necesidad de concluir, que no lo hará hasta acabar el estribillo a la vez que suena el grito Back in Black. Hasta entonces, mantiene un pedal de V (Mi), mientras por encima suenan otros sonidos más agudos de las guitarras que van desde la nota fundamental hasta un IV (Re M) y un repentino VII rebajado (Sol M). En el puente también se produce un cambio armónico que nos sorprende, que también juega con giros en el V. Pero salvo esas partes, el resto de este tema siempre se mueve en el riff que se repite a lo largo de toda ella.

LETRA

La letra de esta canción, sobretodo en el estribillo, es muy pegadiza, ya que nos incita a repetir el “hey hey hey” que canta Brian Johnson, o las sucesivas veces que grita “I’m back in Black”. Pero el trasfondo de la letra, como dije al principio, es un homenaje al difunto cantante Bon Scott, haciendonos creer que su voz todavía suena en AC/DC, con frases como “I've been too long, I'm glad to be back”,” Forget the hearse 'cause I never die” o “Cause I'm back on the track”.
La relación letra-melodía podría decirse que hay pocos saltos melódicos, que sería una canción de estilo silábico, en un ámbito bastante agudo para una voz masculina, que solo unos pocos pueden conseguir, y que en especial la voz de este cantante, consigue transmitir con gran fuerza la melodía y la letra.

CONCLUSIÓN

En resumen yo diría que esta canción gracias a la fuerza de la guitarra, la constancia de la batería, la base armónica de las guitarras y el bajo, y la majestuosidad de la voz, esta canción transmite mucha energía al estilo más rockero de AC/DC, ya desde el riff inicial hasta que el sonido se desvanece. Y esta canción ha sido de lo más trascendente en la historia del rock, tal que ha llegado a ser el 187 en el ranking de “Las 500 mejores canciones de todos los tiempos” de la revista Rolling Stone, 37 en el “Billboard Hot”, número 4 de “Las mejores canciones del metal” y 29 en la lista de “Las 100 mejores canciones de guitarra de todos los tiempos”. También ha sido versionada por grupos como Kid Rock, Beastie Boys, Living Colour, Shakira, etc. Y ha sido usada en el trailer de Men in Black 2, en un spot de Star Wars, en la película de Iron Man, en series televisivas como Alias, Supernatural, etc. además de haber vendido mas de 49 millones de copias en todo el mundo, y convertirse en el segundo disco más vendido de la historia (por debajo de Thriller de Michael Jackson). Todo esto gracias a calidad sonora y artística de una canción cuyo sonido al estilo Hard-Rock transmite tanto en tan solo 4 minutos y 15 segundos de sensación de fuerza, de energía y carácter que solo alguien ha sido capaz de lograr: AC/DC.