La "temida" cejilla

Uno de los problemas principales a los que se enfrenta el guitarrista principiante es a la temida cejilla, es decir, a pisar varias cuerdas con un mismo dedo (casi siempre el índice). La dificultad no se encuentra en colocarla, sino en la consecución de un sonido completo y nítido.

Como sabes, hay dos tipos de cejilla:

  • media cejilla: abarcando tres o cuatro cuerdas.
  • cejilla completa: abarcando las seis cuerdas de la guitarra. Es la más habitual y suele emplearse especialmente para poner acordes, como por ejemplo un Fa Mayor.

¿Por qué no suena?

Es normal que si llevas poco tiempo tocando tardes tiempo en lograr conseguir que suena la cejilla correctamente. Tienes que enseñarle a tu dedo a colocarse en el lugar idóneo y a distribuir la presión a lo largo del mismo. Como dice el refrán: "más vale maña que fuerza". Y es que, aunque no lo creas, la dificultad está en repartir mejor el peso y no en apretar con más fuerza todo el dedo.

Consejos para realizar una buena cejilla

  • El dedo no tiene que estar perfectamente paralelo a las cuerdas, sino ligeramente oblicuo a los trastes y graduando la presión entre las cuerdas. 
  • Presta atención a la segunda y tercera cuerda, que suelen ser las que más cuesta que suenen. La explicación es que normalmente nos coincide justamente con la articulación del dedo.

  • Evita ejercer demasiada fuerza en el dedo pulgar, ya que puedes acabar con dolores y con futuras lesiones. Es interesante que pruebes a realizar la cejilla sin el pulgar (dejándolo en el aire) y ayudándote de una ligera basculación con la guitarra, es decir, aplicando presión en el mástil mediante la retroversión del hombro izquierdo.
  • Dependiendo del tamaño de tus dedos, puedes probar a subir ligeramente más arriba la cejilla para evitar que te coincida la articulación en las primeras cuerdas.

  • Cuando pongas un acorde con cejilla, sé detallista y comprueba una a una que suenen todas las cuerdas. No te conformes con que suenen sólo algunas.

  • La posición de todo el cuerpo influye también a la hora de ejecutar una cejilla correctamente. Si estás encorvado y con el más mirando al suelo, es muy difícil hacerla sonar.

  • Ten paciencia. Recuerda que los dedos son como niños pequeños a los que les tienes que educar y enseñar todo. Se trata de un proceso, así que no te desesperes y disfruta del camino.


DESPUÉS DE LEER EL POST PUEDES HACER 3 COSAS:

  1. Si te ha gustado, dale a "me gusta" y compártelo en tus redes sociales
  2. Si tienes alguna pregunta sobre el tema, deja un comentario abajo que estaré encantado de responder.

  3. Si quieres ampliar los conocimientos puedes asistir conmigo a clases de guitarra española y acústica presenciales (en Vitoria-Gasteiz) y online (via skype)

¡Muchas gracias! ¡Nos vemos en el próximo post!