4 Principios básicos en la sustitución de acordes

Después de haber estudiado el principio de los acordes sustitutos (acordes que sustituyen a otros con los que comparten una o varias notas y cumplen la misma función) y haberlo aplicado a las tres principales calidades de acordes (mayores, menores y de dominante), en esta ocasión te resumo 4 principios básicos para re-armonizar que te pueden resultar útiles:

  1. Cualquier acorde puede convertirse en dominante y sigue manteniendo su función. Ejemplo: Si tienes un II-V-I en C Mayor y quieres darle un toque más jazzy, puedes convertir cada uno de los acordes en dominantes (D7 - G7 - C7) o dominantes con extensiones y tensiones,y siguen manteniendo su función.

  2. Cualquier acorde puede ser anticipado por su dominante correspondiente (dominante secundaria). Ejemplo: Un II-V-I en C puede convertirse en A7 - Dm7 - D7 - G7 - CMaj7.

  3. Puedes rearmonizar un V con un II-V, la progresión más importante en el jazz.

  4. Sustitución tritónica. Cualquier acorde de séptima de dominante puede ser sustituido por un acorde de séptima de dominante situado a distancia de tres tonos (tritono). Ambos acordes comparten la misma tercera y séptima, que son las dos notas más importantes en un acorde de dominante (notas guía). Ejemplo: Un acorde de G7 puede sustituirse por Db7, situado a distancia de tritono, ya que comparten las notas B (3ª) y F (7ª).